Monthly Archives: April 2017

El pasado que hizo hoy

El día de ayer fui a tramitar un crédito automotriz a una agencia, para comprar un coche que quiero desde hace mucho tiempo sin tener que lastimar mi economía de manera tan fuerte y poder solventar este gasto sin problema alguno, además de que este coche lo necesitamos en mi familia para tener mejor movilidad.

Al terminar de hacer mis trámites fui de ahí directo hacia mi casa, debido a que esto fue a horas avanzadas de la tarde, lo que significa que me topé con la hora pico y pasé un buen tiempo en mi coche, gran parte de éste sin movilidad alguna.

Cuando esto sucede, mi única salvación es un buen programa en la radio o buen reportaje en alguna estación que absorba mi atención, algo que pasa seguido, ya que tenemos buenos noticieros y programas de análisis en México, aunque la mayoría de las veces no comparto sus puntos de vista; sin embargo, son muy entretenidos.

Una estación que me gusta mucho para escuchar este tipo de cápsulas es Radio UNAM; además de que tiene una excelente colección y distribución de música clásica, algo que me alegra la vida cuando voy en el coche e inmerso en el tráfico, algo que por lo general lastima mis nervios.

Aquel día hubo un muy buen reportaje que hablaba sobre la Guerra Fría y la complejidad de este fenómeno, un conflicto que pudo en varias ocasiones terminar en la destrucción absoluta del planeta Tierra. No obstante, el buen criterio de un grupo de hombres aseguró el futuro del mundo, al menos por algunas décadas más, un esfuerzo que espero que nuestros dirigentes mundiales de hoy en día no tiren a la basura.

Aunque la Guerra Fría comenzó en 1946 (un año después de la Segunda Guerra Mundial), fue una que los dirigentes mundiales de alto mando veían muy posible venir, a medida de que el Ejército Rojo avanzaba por el este de Europa y cerrando el cerco hacia Berlín.

En este avance, aunque crucial para el esfuerzo aliado, se devoraron muchos países en el este de Europa y se adjuntaron en contra de su voluntad general a las repúblicas soviéticas, algo que Winston Churchill llamó con el nombre de la Cortina de Hierro, un término profético.

Esta guerra económica y política dividió al mundo entero en dos bloques distintos, bajo la influencia de dos súper-capitales, Washington D.C y Moscú, una contienda que no cesaría hasta el año de 1991, con la caída y derrota de la Unión Soviética.

Muchas personas piensan que en este conflicto no se derramó sangre, sino solo billones de dólares; sin embargo, hemos de tener claro que en este conflicto se derramó mucha sangre, ya que estuvo lleno de guerras orquestadas por ambos súper-poderes, como la Guerra de Corea, Vietnam y la Guerra Ruso-Afgana. Conflictos que han dado forma al mundo de hoy en día.