La Dacha

Hace pocos días regrese de Ucrania donde pase dos meses debido a que fui a ver a los familiares de mi esposa a su tierra natal , algo que causo mucha felicidad en ambos bandos  familiares  ya que debido a la distancia no hacemos este viaje tan seguido como nos gustaría.

Cuando digo que nuestro destino en Ucrania esta sumamente lejos  no es una alegoría ya que se hace aproximadamente dos días y medio de viaje constante de puerta a puerta , además de que ahí  el reloj esta adelantado ocho horas lo que causa un cambio pisco-biológico bastante pesado que causa una desorientación tremenda al grado de que uno puede llegar a no saber que día es al llegar ahí.

Viajar hoy en día es un proceso muy tedioso que absorbe toda nuestra energía , mucho mas si este es un viaje trasatlántico y peor aun si uno debe de hacer una o mas escalas para llegar al destino final ya que cada escala representa un periodo de tiempo muy incomodo en cada aeropuerto donde uno por lo general espera de dos a mas.

Volamos de México a Nueva York , nuestro vuelo saliendo de aquí a las cinco de la mañana teniendo por lo que tuvimos que salir a las 2 A.M de nuestra casa para llegar a tiempo al avión y tomar nuestro vuelo de 4 horas y media para esperar en aquel aeropuerto otras 5 horas hasta abordar un vuelo a Múnich , un vuelo de ocho horas.

Al llegar a la ciudad alemana esperamos 4 horas en aquel aeropuerto para abordar un vuelo a Kiev de cuatro horas y media.

Una vez en la capital de Ucrania fuimos a cenar con unos amigos para hacer tiempo ya que nuestro tren salía 5 horas después , un viaje de ocho horas hasta llegar a nuestro destino final a las 3:A.M  donde llegamos a dormir , olvidando el cambio de horario y las infinitas horas de viaje.

Mucho tiempo de nuestra estancia en Ucrania la pasamos en la granja de los abuelos de mi esposa , un lugar muy hermoso y completamente rural , donde las personas viven como se vivía en los tiempos de Cristo.

Con esto me refiero a que ahí se vive completamente del campo , se toma agua de un poso , se pesca el pescado que se consume y se tiene el baño afuera de la casa cerca de los establos.

Esto no es particular de los abuelos de mi esposa , sino que todos los abuelos tanto en Ucrania como todos los países de la ex –Unión Soviética  ya que esas tierras las heredaron de los tiempos de Stalin cuando lanzo el programa de la granja colectiva , fiel a los ideales del comunismo soviético.

Esto significa que en estos países el ir a casa del abuelo significa ir a la granja ( Dacha)  y regresar en el tiempo cuando el hombre vivía verdaderamente de sus propias manos cooperando con  la naturaleza.

Ahora estoy imprimiendo todas las fotos en nuestra impresora Epson