Marketing para la Generación X

Ah, sí, Generación X.

Vaya… son los nacidos entre 1965 y 1984, quienes ya tienen la mayoría de edad y han vivido grandes acontecimientos tanto nacionales como internacionales.

Desde desastres económicos, colapsos de la vivienda y hemos visto guerras absurdas a lo largo de todos estos años sin mencionar los grandes adelantos tanto científicos como tecnológicos.

Es también la generación que ha dado vida a la generación llamada Millenials quienes estarán al frente de este mundo. Es una generación que no son ni hippies ni hipsters, ni nativos de la tecnología ni viejos brumosos.

Pero, ¿qué definió a la Generación X?

Debido a la naturaleza vaga y transicionalidad de la Generación X las empresas de mercadotecnia experiencial a menudo la pasan por alto en sus discusiones sobre estrategia y este debe cambiar.

Veamos a continuación las cosas más importantes que las firmas de mercadotecnia experiencial deben recordar al apuntar a la Generación X.

1) Vale la pena tu tiempo

La Generación X incluye a todos, desde los 32 hasta los 53 años. Es la generación viviente más influyente. Estos son nuestros tomadores de decisiones tanto a nivel profesional como político. Ejercen más poder adquisitivo que los Millennials y son los más inclinados a usar ese poder.

2) Ellos compran juguetes

Y no solo por ellos mismos. El polo más joven de esta generación ahora está entrando en la paternidad; el polo más antiguo se está preparando para enviar a sus hijos a la universidad o ya son abuelos.

Recuerda: si apuntas a niños, también te diriges a sus padres. Cada venta a menores de 18 años es una venta a un exponente de la Generación X.

3) Ellos compran cosas buenas

Como profesionales y padres con dinero para gastar, esta generación le da una prima a la calidad. Quieren saber qué una marca es confiable, qué un producto es resistente y que los medios sean sofisticados.

  1. Dar y ayudar

Aunque no son tan liberales como los Millennials, la Generación X prefiere las marcas que hacen un buen trabajo fuera del mercado. Los especialistas en marketing experiencial serían inteligentes para ser pro-sociales con este grupo demográfico. Dar y ayudar hace mucho.

  1. No pueden ser engañados

La Generación X aprendió el escepticismo de la manera más dura. Estas personas han pasado por procesos políticos intensos. Le dieron al mundo música grunge y marketing moderno. Son los corredores de poder y ejecutivos de hoy. A ellos no se les engaña fácilmente.

  1. Trabajan más duro de lo que juegan

Para crear un marketing efectivo cuando se trata de la Generación X, prioriza en dónde trabajan. Tus  primeras preguntas deberían ser: ¿Dónde está su oficina? ¿Cómo llegan allí? ¿Y cuál es la primera parada después del trabajo?

  1. Están en su correo electrónico todo el tiempo y también en lo social

Los especialistas en marketing experiencial harían bien en aprovechar estos flujos de información, pero también deberían hacerlo con cuidado. Inteligentes, ocupados y reflexivos sobre su uso de tecnología, esta generación esperan compartir calidad.

  1. Les encanta la nueva tecnología

Como nativos de la tecnología, los Millennials no necesitan esforzarse mucho para estar al día con los últimos desarrollos tecnológicos. Más que cualquier otra generación, la Generación X ha aprendido a aprender cuando se trata de nuevas tecnologías y son los más dedicados a mantenerse al día.

  1. Pusieron el mensaje antes del medio

A pesar de su interés en la nueva tecnología y su apego al correo electrónico y a la sociedad, la Generación X se encuentra en una posición única para consumir mensajes en todo tipo de medios tradicionales y digitales. Papel, plástico, silicona: todo es juego limpio.

Por lo que todas las estrategias de medios trabajan muy bien en esta generación ya sea a través de publicidad en exteriores, tradicional o digital.

  1. Son influenciadores naturales

Cuando se trata de influencia, los Millennials que ingresan a la edad adulta buscan a sus hermanos de la Generación X como guía. Mientras que los Millennials definen lo que está de moda, la Generación X define lo que es bueno. Esta generación controla el prestigio y el poder de permanencia. El marketing para ellos no se trata solo de ganar tu lealtad, sino también de convertirlos en evangelistas.

Es por eso que el marketing experiencial es la mejor manera de llegar a la Generación X. Es el único medio de marketing que brinda objetivos de oportunidad de interactuar con las marcas cara a cara.