Mi experiencia junto a 3 Doors Down y Daughtry en México

El 11 de marzo del 2013, 3 Doors Down y Daughtry pisaron México por primera vez en la Arena Ciudad de México y, como amante de los conciertos que soy, estuve presente y en primera fila.

Yo no conocía a  Daughtry, pero a 3DD llevo escuchándolos algunos años, por lo que, cuando mencionaron que visitaban el país no dudé ni por un instante comprar los boletos hasta adelante.

Mi hermana fue mi acompañante en esta aventura y cuando entramos al recinto habían apiladas un montón de sillas ocupadas por algunos fanáticos. ¿Quién utiliza sillas estos días en los conciertos? Le comenté a mi hermana que no tenía la intención de utilizarlas, incluso, para hacer más sarcástico el asunto, les faltaba un letrero de “venta de sillas plegables” porque nadie las iba a utilizar.

Y como había predicho, cuando las luces se apagaron, todos corrimos hacia el escenario dejando olvidados los asientos de atrás. Corrí tan rápido que logré estar hasta enfrente. Jamás había presenciado un concierto tan cerca, por lo que mi emoción no cabía en el recinto.

Los primeros en salir fueron Daughtry, interpretando las canciones de su nuevo álbum Break The Spell y mientras más escuchaba a la banda, más me gustaba. La voz profunda del cantante, Chris Daughtry, enamoraba con cada sonido, cada frase y cada suspiro que salía de su voz, además de su presencia en el escenario y por qué no, de su figura y sus coqueteos que mostraba cada vez que pasaba junto a una chica.

La audiencia se volvió loca cuando Brad, vocalista de 3DD, salió al escenario para interpretar a dueto el cover In the Air Tonight de Phill Collins. Las canciones más coreadas de la banda fueron: Break the Spell, Gone Too Soon, September y la última It’s Not Over.

Después llegó el turno de la banda que yo quería escuchar: 3 Doors Down. Comenzando con Time of My Life, el recinto se cayó de la emoción. La banda en todo momento se entregó al 100% a su público, Brad bromeaba y reía junto con su fans en un gesto de diversión y cariño.

3DD también tuvo dueto con Chris en dos ocasiones: una fue en la canción Landing in London que nos llevó al éxtasis y en Kryptonite, dónde la adrenalina de los fans ya no podía ser contenida por más tiempo. Como era de esperarse, Here Without You fue la canción más esperada y coreada por el público, aunque Let Me Go no se quedó atrás.

Fue una experiencia única e inolvidable. Cuando terminó el concierto regresamos a las sillas olvidadas para recoger nuestras chamarras, al menos para eso habían servido. Yo sólo sigo esperando a que las dos bandas regresen a México porque, sin lugar a dudas, los volveré a ver.